Playa Carrasco

Un paseo por su historia

 

Parece difícil de creer hoy, pero hubo una época en que las playas montevideanas no estaban conectadas por la rambla. Un momento de la historia en el que Montevideo era una ciudad pequeña -apenas lo que hoy es Ciudad Vieja y el Centro-, y muchos barrios que hoy la ensanchan eran balnearios periféricos que las familias disfrutaban como lugares de descanso y veraneo.

El nombre de esta playa viene del apellido de Sebastián Carrasco, soldado de Buenos Aires y uno de los primeros pobladores de Montevideo, dueño de aquellas tierras en el siglo XVIII. Los predios pasaron por diferentes manos hasta que fueron a remate y los compró Juan María Pérez. Uno de sus herederos fue el Dr. Alfredo Arocena, abogado y empresario uruguayo, quien terminó fundando el balneario junto a Esteban Elena, con diseño del francés Charles Thays.

En 1921 se inaugura el Hotel Casino Carrasco, y convierte a la zona en un destino turístico envidiable. Se instalan allí las casas de veraneo de montevideanos y argentinos, y más adelante ya con residentes permanentes pasó a ser la zona más lujosa de la ciudad.

La Rambla, el lazo conector entre los barrios costeros

 

Hoy la Rambla es uno de los paseos más placenteros de la ciudad, conectando los distintos barrios costeros. Pero no siempre las playas montevideanas estuvieron unidas por una vía continua. La historia de la Rambla se remonta a 1922, cuando fue aprobado un plan de rambla costanera presentado por el Ing. Juan. P. Fabini al Consejo Departamental. El tramo iba desde la escollera Sarandí hasta actual Parque Rodó.

El histórico temporal que golpeó la capital en 1923 aplazó la concreción del proyecto ya que gran parte de la costa se vio afectada y necesitaba reparaciones. La financiación se logró con un decreto en 1925, creándose la “Comisión Financiera de Rambla Sur” (organismo supervisor y hasta gestor en algunos casos). Tras más de dos años de obra, se inauguró el 31 de diciembre de 1931. Los 22 kilómetros de extensión de la Rambla es una síntesis de la variedad y belleza de las playas montevideanas, uno de los grandes orgullos de nuestra ciudad.

Compartir en:

Publica un comentario

© Copyright 2020 / Centro Comercial Carrasco
Abrir chat